fbpx

Pfizer ocultó que uno de sus medicamentos más vendido podría prevenir el Alzheimer

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de junio (EDT).— Enbrel, de Pfizer, no es sólo es un exitoso medicamento para tratar la artritis reumatoide sino que también podría reducir el riesgo de Alzheimer en un 64 por ciento. Un hecho que, tal y como revela The Washington Post, la propia compañía farmacéutica lleva ocultando varios años.

No te pierdas: Desgaste profesional, la nueva enfermedad aceptada por la OMS

En 2015, a raíz de un análisis de cientos de miles de reclamaciones de seguros, un grupo de investigadores de esta empresa descubrió que dicho antiinflamatorio tenía tales efectos positivos sobre el cerebro. Sin embargo, un ensayo clínico supondría alrededor de 80 millones de dólares, así que, tras varios debates internos, Pfizer decidió no continuar esta línea de investigación y la información no se hizo pública.

Según señala el diario estadounidense, la farmacéutica se negó a realizar el ensayo clínico, pese a que los investigadores de la compañía instaron a realizar el estudio para comprobar si realmente Enbrel tenía o no tales efectos de “prevenir, tratar y retardar la evolución del Alzheimer”, tal y como señalaban en un documento que presentaron a un comité de la empresa en febrero del 2018.

La compañía farmacéutica explicó al The Washington Post que desde 2015 hasta 2018 se debatía este asunto al no tener certeza de que el Enbrel pudiera alcanzar algún logro contra el Alzheimer dado que no actúa directamente sobre el tejido cerebral. Pfizer argumentaba que los datos disponibles no reunían sus “rigurosos estándares científicos” y que por lo tanto, ponía en duda los resultados.

La portavoz de la empresa, Ed Harnaga, afirmó que la ciencia fue el único factor determinante para no seguir adelante”, pues podría haberse abierto una ventana equivocada a investigadores de todo el mundo. Sin embargo, muchos científicos externos señalaron que teniendo en cuenta que el Alzheimer sigue siendo una enfermedad prevalente sin prevención ni tratamiento efectivo, Pfizer debería haber publicado los datos para brindar la posibilidad de explorar nuevas líneas de investigación. Son pistas importantes en el callejón sin salida que supone el Alzheimer.

Te recomendamos: Mueren más niñas por forzarlas a terminar embarazos que por abortos: OMS

Etanercep, que es el principio activo de Enbrel, “no atraviesa la barrera encefálica, pero la hipótesis que habría que probar es si administrándola por vía subcutánea podría reducir la neuroinflamación que está asociada al Alzheimer”, explicó Pablo Martínez-Lage, neurólogo en el Centro de Investigación y Terapias Avanzadas de la Fundación CITA-Alzheimer (San Sebastián).

Según dicho especialista, “sería interesante realizar pequeños estudios para administrar Etanercep por vía subcutánea y comprobar en el líquido cefalorraquídeo si cambian los marcadores de la inflamación. Si fuera cierto, entonces habría que buscar dinero, porque efectivamente, hacer un ensayo clínico a gran escala es una inversión tremenda”.

The Washington Post detalló que un ensayo clínico para probar la hipótesis tomaría cuatro años e involucraría de 3 mil a 4 mil pacientes, de acuerdo con el documento de Pfizer que recomendó un ensayo. El documento de los expertos de Pfizer señaló que la farmacéutica obtendría un “efecto halo” positivo en las relaciones públicas al investigar un tratamiento para el Alzheimer.

Sin embargo, Pfizer se negó a hacer públicos los datos de su investigación y no sólo eso, a principios de 2018 anunció que cerraría su división de neurología, la área encargada precisamente de investigar tratamientos para el Alzheimer, y despidió a 300 empleados.

Video sugerido:

Continúa leyendo:

¿Sabías que tus galletas y botanas favoritas contienen glifosato y te pueden provocar cáncer?

 

EDT/dsc

Comments

Comentarios