fbpx

¿Qué queda de Notre Dame?

PARÍS, FRANCIA, 16 de abril (EDT).- Esta mañana el incendio que destruyó gran parte de la Catedral de Notre Dame logró ser apagado en su totalidad y aunque podrán preservarse dos campanarios de las dos torres y de las obras la mayoría del monumento se perderá.

No te pierdas: Se incendia la Catedral de Notre Dame en París 😱

se incendia notre dame

Se incendia Notre Dame

Gabriel Plus, portavoz de la brigada de bomberos de París anunció que están en la fase de peritaje y que ayer el fuego se propagó rápidamente por el conjunto del techo en unos mil metros cuadrados.

Durante casi 15 horas, el fuego destruyó por completo al menos uno de los elementos más emblemáticos de la iglesia parisina, la “flèche“, una aguja diseñada a mediados del siglo XIX por el arquitecto Eugène Viollet-le-Duc y montada entre 1844 y 1864.

Indicó también que una parte de la bóveda se había derrumbado en la nave central y que 100 bomberos están aún movilizados y lo estarán todo el día.

Las razones por las que el incendio se prologó tantas horas fue por las vigas de madera centenarias de Notre Dame, el exterior de piedra y la arquitectura gótica. El mayor problema fue acceder a las vigas de madera del techo que formaban el marco para el techo elevado.

Una vez que las vigas comenzaron a arder, el exterior de piedra dificultó que los bomberos que se encontraban fuera del edificio llegaran a la fuente de las llamas. La piedra atrapó el calor y el humo, evitando que trabajaran en el interior.

Un video publicado por el Ministerio del Interior francés mostró la magnitud de la respuesta ante el incendio. Las autoridades desplegaron unos 400 bomberos, bombearon agua desde el río Sena y volaron drones para inspeccionar el daño.

Te recomendamos: ¡WOW! Crearon el primer corazón vivo hecho con una impresora 3D y tejido humano

Lo que queda…

Por las imágenes que se han dado a conocer se puede decir el interior de la catedral está prácticamente intacto, lo cual ciertamente es asombroso, dada la magnitud del incendio. Resta conocer, sin embargo, el estado de los tres órganos instalados al interior de la catedral, los cuales también forman parte del patrimonio y la historia del lugar.

Sin embargo, se salvaron al menos ciertas piezas: 16 estatuas de cobre que la adornaban y que representan a los 12 apóstoles y los cuatro evangelistas. De la obra de Viollet-le-Duc, eso es todo lo que queda.

Notre-Dame ha sido desde hace siglos la sede de otras muchas obras de arte y objetos de elevado valor histórico, entre los cuales sin duda lo más lo más célebre es el llamado “tesoro de Notre-Dame”, integrado sobre todo por piezas relacionadas con la historia del catolicismo pero cuyo principal motivo de orgullo es conservar tres reliquias asociadas con la Pasión de Cristo, a saber, la corona de espinas que soldados romanos le ciñeron al momento de su crucifixión (según el relato evangélico), así como un clavo y astillas de madera de la cruz de Cristo.

Asimismo se salvó el manto de Luis IX de Francia, el rey que partió en dos ocasiones a las Cruzadas en el siglo XIII y que eventualmente fue elevado a la calidad de santo por este y otros hechos.

Tanto las reliquias como el manto de san Luis se salvaron del incendio, así como los óleos que también desde hace varios años cuelgan de las paredes de la catedral y sus vitrales, los cuales indudablemente son uno de los elementos más emblemáticos de Notre-Dame, siendo el más conocido aquel que representa las flores del Paraíso.

Lo que se perdió…

Hasta ahora el balance del siniestro arroja como pérdidas totales la aguja de Viollet-le-Duc y la bóveda de la catedral sobre la que ésta se asentaba. La fachada principal también tiene daños importantes, pero no irrecuperables.

La restauración de Notre-Dame tomará seguramente varios años y se necesitarán recursos de todo tipo. Entre las acciones que han comenzado a tomarse en ese sentido se encuentra la donación de 200 millones de euros por parte de LVMH (la empresa que, entre otras, posee las marcas de bienes de lujo Louis Vuitton, Hennessy y Moët & Chandon). Asimismo, se espera otra donación de 100 millones de euros por parte de la familia Pinault, a cuyo cargo se encuentra la firma Artemis, que congrega marcas como Converse y Samsonite. Por último, Emmanuel Macron anunció la apertura de una campaña nacional de recolección de fondos en apoyo a la reconstrucción de Notre-Dame.

Video sugerido:

Continúa leyendo:

WikiLeaks revela que Steve Jobs era VIH positivo

EDT/vgs/TIV

 

Comments

Comentarios