Te sorprenderá el significado de la entrega del Bastón de Mando

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre, (EDT).— Una vez que AMLO y todos sus invitados especiales tomaron sus sagrados alimentos en el Palacio Nacional luego de la Ceremonia de Toma de Protesta en el Congreso, nuestro nuevo tlatoani se dirigió al escenario que se colocó en la Plancha del Zócalo capitalino para recibir de manos de representantes de 68 pueblos indígenas de México, el Bastón de Mando en una ceremonia sagrada.

View this post on Instagram

Rumbo al Amlofest. . . . #amlofest #cdmx

A post shared by Donna Bella (@tanitzel05) on

Al sonido de un caracol y del tambor, Andrés Manuel López Obrador se presentó ante casi 150 mil asistentes y se dispuso a recibir una purificación por parte de una sacerdotisa y un sacerdote originario de Oaxaca.

“A ti corazón de la tierra, a ti corazón del agua, a ti corazón del aire y a ti corazón del fuego”, decía el sacerdote. “Le pedimos a los elementos, para que purifiquen al licenciado Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México”.

Con el humo sagrado del incienso encargado de purificar el ambiente, y con ayuda de ramas de copal, el sacerdote recorrió el cuerpo de AMLO, mientras pedía a las fuerzas del universo que ayudaran al nuevo presidente de México. Le pedían también a Tonantzin que liberaran a López Obrador “de todo lo malo y de todas las malas energías”.

Ante un público que se mantenía en respetuoso silencio apabullante, sonó un silbato y un médico llegó de rodillas frente a López Obrador y, conmovido hasta las lágrimas, le dedicó unas palabras en náhuatl. Con el aplauso de los asistentes de fondo, AMLO se hincó también para abrazar al  médico quien le entregó una cruz con un ramo de plantas purificadas.

Comenzó la puesta de las flores…

Así se llama la ceremonia sagrada que los pueblos indígenas utilizan para sacralizar el espacio. Los sacerdotes indígenas anunciaron que iniciarían las plegarias a los cuatro vientos: norte, sur, este y oeste.

Con una mano levantada y volteando hacia el este (donde sale el sol) se escucharon las plegarias y el sonido del caracol. Todas las almas en el Zócalo capitalino giraron al poniente y le pidieron su atención a los “vientos del oeste”. Otra vez el caracol. Giraron hacia la catedral, en el norte, para pedirle ayuda a “la casa de la memoria”. Voltearon hacia el sur, a enfocar sus peticiones hacia la “casa de la vida”. La ceremonia terminó de rodillas, con la mirada al cielo con una simple petición a la Diosa Tonantzin: “tus hijos te saludan y te damos las gracias”. 

“Concédenos el don del amor y de la alegría para que podamos disfrutar de todos los bienes que nos da la existencia. Conservar la pureza de nuestros actos, pensamientos e intenciones (…) Hagamos alianza de lo mucho que tenemos en común y reconozcamos que todos necesitamos de todos”, decía en sus plegarias el médico que llevó la batuta en la ceremonia.

ceremonia-amlo-baston-de-mando

Carmen Santiago Alonso, la sacerdotisa que comenzó el evento, regresó al frente del estrado para presentarle a López Obrador el Bastón de Mando. Un báculo ceremonial y recientemente purificado en el municipio de Ayutla de Los Libres en Guerrero. Antes de entregárselo, le tenía un claro mensaje:

“Que sirva para usted, para mandar obedeciendo al pueblo. Tenemos mucha esperanza de que México vivirá a partir de hoy una transformación en la que los pueblos presentes y mis hermanos indígenas podamos decirle: aquí está el Bastón de Mando, el símbolo con el que usted conducirá a nuestro pueblo (…) queremos recordarle que queremos ser tomados y tomadas en cuenta en los planes que usted tenga. Queremos manifestarle nuestro compromiso”.

El Bastón de Mando tiene su origen en las primeras civilizaciones y actualmente son utilizados por las autoridades indígenas para reconocer la autoridad y el respeto que merece su portador.

Video sugerido:

Continúa leyendo: 

‘Me canso, ganso’ que morirás de risa con los memes de la Toma de Protesta de AMLO

Comments

Comentarios